Viernes, 1 de agosto


Ayacucho - Cusco - Junín - Derechos Humanos


Autoridades y víctimas de la violencia política de Ayacucho continúan clamando justicia

Realizaron actividades por el sexto aniversario de la entrega del informe de la CVR Huamanga - Ayacucho 28 agosto 2009 - 5:02 pm, 0 comentarios
Huamanga - Ayacucho

Hoy se conmemora el sexto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, CVR y los deudos de las víctimas y autoridades de Ayacucho, zona del país que más sufrió las consecuencias de la guerra interna que sufrió el país por veinte años; realizaron sentidos homenajes. En todos los casos el clamor era unánime: la búsqueda de justicia y que la barbarie desatada en 1980 nunca más se repita.

En Huamanga, las autoridades y familiares de las víctimas se congregaron alrededor de la placa colocada en el 2003 por el presidente de la CVR, Salomón Lerner, en uno de los ingresos a la Plaza Mayor, lugar donde colocaron sendos arreglos florales.

Luego, los representantes del Consejo de Reparaciones así como de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel, CMAN, Gotardo Mirando y Roberto Rojas, junto a las autoridades y deudos recorrieron las principales calles de esta ciudad portando una gran banderola blanca.

Se realizaron múltiples actividades por el VI aniversario del Informe Final de la CVR

Se realizaron múltiples actividades por el VI aniversario del Informe Final de la CVR

El congresista por Ayacucho José Urquizo se quejó por los lentos avances en el tema de reparaciones colectivas y señaló que como legislador estará pendiente hasta que se concreten las reparaciones individuales.

A su turno, Daniel Roca Quispe, presidente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Afectadas por la Violencia Política, CORAVIP, indicó que se desarrollaron ceremonias descentralizadas en las provincias de Vilcashuamán, Cangallo, Huanta y La Mar.

En otro momento Roca Quispe sostuvo que en las próximas horas pedirán la rendición de cuentas a las instancias gubernamentales que trabajan el tema de las reparaciones para ver cuanto se avanzó en el último año para luego de sacar conclusiones, planificar las actividades para el año 2010.

Víctimas de Putis retornaron a Huanta

Víctimas de Putis retornaron a Huanta

El doloroso retorno a Putis

Mientras tanto, en Huanta, la población, autoridades, estudiantes y organizaciones de derechos humanos de esa provincia, recibieron hoy en la mañana al camión descubierto con los 92 féretros de las víctimas de Putis, asesinados por militares en 1984.

Este camión encabezó una caravana de diez camionetas donde también viajaban los deudos, miembros de organizaciones humanitarias, de la Defensoría del Pueblo, peritos y periodistas.

Esta caravana arribó desde Huamanga, donde ayer los féretros fueron velados en la Plaza de Armas por organizaciones de derechos humanos y autoridades ayacuchanas. También se hizo una misa y una romería en el cuartel Los Cabitos, donde 109 personas fueron asesinadas extrajudicialmente entre 1983 y 1985.

Toda la provincia acató hoy un duelo en memoria de las 105 víctimas de Putis. El director regional de la asociación Paz y Esperanza, Nolberto Lamilla, que asumió la defensa legal de los deudos en 2004, precisó que de los 105 restos que serán enterrados mañana, 92 corresponden a cuerpos enteros y de ellos sólo 28 han sido plenamente identificados, entre ellos ocho menores de doce años.

Huanta acató hoy un paro provincial por las víctimas de Putis

Huanta acató hoy un paro provincial por las víctimas de Putis

Los cajones fueron bajados por las céntricas calles de Huanta en presencia de sus deudos, que portaban carteles reclamando un “entierro digno”.

Luego, los féretros fueron paseados en una marcha fúnebre en la plaza central. Escolares huantinos cargaron unos 48 ataúdes que contenían los restos de niños.

Hasta hoy no se formaliza denuncia en Caso Putis

Como se recuerda, el 13 de diciembre de 1984, los militares instalados en Putis obligaron a los hombres a cavar una zanja para crear una piscigranja. Luego los acribillaron y enterraron en ese mismo lugar. En tanto, las mujeres fueron violadas y finalmente asesinadas junto a sus pequeños hijos.

Todo el pueblo hauntino acompañó el cortejo fúnebre mientras en lo alto, un helicóptero del Ejército sobrevoló a baja altura vigilando la marcha de los cajones blancos. Los representantes de las iglesias católica y evangélica, del municipio y de la Fiscalía tomaron la palabra.

El director del plantel de Huanta, Carlos Untiveros, reclamó a la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, que demuestre voluntad política para hacer justicia a ese pueblo combativo y luchador.

“En Putis desaparecieron 400 personas durante los años de violencia política y el Ministerio Público investiga desde el 2002 el caso Putis, pero hasta ahora no se formaliza la denuncia”, reclamó Lamilla.

Según Lamilla, en el tema de reparaciones, el Estado tampoco ha avanzado y consideró que éstas deben enmarcarse como políticas públicas agregando además que los familiares exigen reparaciones individuales para paliar en algo sus necesidades de justicia y dignificación.

El Estado tiene la obligación insoslayable de sancionar a los responsables de Putis

El Estado tiene la obligación insoslayable de sancionar a los responsables de Putis

Indignación de la Defensora del Pueblo

En tanto, la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, envió una carta al presidente de la Asociación de Afectados por la Violencia en la Comunidad de Putis, Lorenzo Quispe Curo, y le manifestó que es inadmisible que no se haya sancionado a nadie por los crímenes ocurridos en Putis.

“El Estado en su conjunto tiene la insoslayable obligación de demostrar que es capaz de hacer justicia, de identificar a los responsables y de sancionarlos para que estos graves hechos no se repitan jamás en nuestra historia”, dijo Merino, al tiempo de mostrar su solidaridad con los deudos de las víctimas y esperanza de encontrar una “verdadera justicia”.

Finalmente, Merino agregó que la investigación de los terribles sucesos que ocurrieron en Putis demanda esencialmente, por su inhumana naturaleza, un discernimiento ético. “No podemos perder la capacidad de indignarnos ante tanta muestra de desprecio por la vida humana. No podemos ser indiferentes ante tanto dolor”, señaló.

Al término de la ceremonia en Huanta, los féretros fueron trasladados hacia Santillana y desde allí partirán hacia su última morada, Putis, donde serán enterrados mañana.


    Galería

Comentarios

Deja un comentario