Lima, martes 6 de octubre



Medio Ambiente


Reconocen rol de agricultores conservacionistas peruanos

En recuperación de variedades de papa, maíz y quinua en riesgo de desaparición Lima 06 octubre 2020 - 5:00 pm, 0 comentarios
Lima

El Ministerio del Ambiente (Minam), a través del Proyecto GEF-Agrobiodiversidad, reconoció el valioso trabajo de 93 agricultores conservacionistas de seis comunidades campesinas del distrito de Lares en la provincia de Calca, región Cusco, quienes lograron recuperar sus cultivares de maíz que estaban en riesgo de desaparición.

Precisamente, esta mañana se realizó la ceremonia de entrega de Retribuciones por Conservación de Agrobiodiversidad (ReSCA) de la campaña agrícola 2019-2020, estrategia que se desarrolla conjuntamente con el Ministerio de Agricultura y Riego y la FAO.

La Plaza de Armas del centro poblado de Choquecancha, del distrito de Lares, fue el escenario propicio para este acto de reconocimiento oficial por parte del Estado al valioso trabajo de los agricultores conservacionistas de esta zona del país. En ese marco, la ministra del Ambiente, Kirla Echegaray, dijo que los agricultores de las comunidades campesinas del Perú “son los custodios de nuestra agrobiodiversidad, al prestar un gran servicio de conservación de los servicios ecosistémicos de nuestro valioso patrimonio genético”.

Añadió que, en cumplimiento de los compromisos asumidos, se hace entrega de las retribuciones respectivas a los agricultores “por haber iniciado la recuperación de nuestras semillas, lo que permitirá elevar la productividad de los cultivos en las diferentes comunidades campesinas beneficiadas en Cusco”.

Asimismo, expresó su confianza para lograr la recuperación de 71 cultivares de diez cultivos nativos, con 38 comunidades campesinas y 520 nuevas familias de Cusco, Apurímac, Puno y Huancavelica. “Al final del proyecto, en el 2022, pretendemos llegar a 5000 hectáreas de parcelas con mayor diversidad de cultivos, y con mecanismos por los cuales los gobiernos locales y las instituciones puedan invertir con fondos públicos para fortalecer la conservación de la agrobiodiversidad”, afirmó a través de su conexión virtual con los pobladores participantes en esta ceremonia.

En dicho evento, los agricultores fueron reconocidos por la recuperación de cultivares de maíz como Kello Chullpi, Chicha morada, Jokotuay, Yanafalcha, Saqsamisa, Wayra Sara, Pusahuacho Soqso.

Retribución por conservación

El proyecto GEF Agrobiodiversidad representa una nueva etapa de las Retribuciones por Servicios de Conservación de Agrobiodiversidad, que ha contribuido a la recuperación de 49 cultivares de papa, maíz y quinua, en variedades y razas en riesgo de desaparición, en 34 comunidades de las regiones Apurímac, Cusco, Huancavelica y Puno.

El Minam, desde 2014, impulsa su implementación buscando generar acuerdos de conservación y uso sostenible de cultivares nativos con alto riesgo de desaparición, incluyendo en la primera etapa variedades y razas de quinua, papa y maíz, se informó a INFOREGIÓN.

Como parte de las retribuciones se entregan equipos e insumos para fines agropecuarios (carretillas, mochilas fumigadoras, picadoras, palas, picos, reposteros/armarios para utensilios de cocina, calaminas, entre otros), para mejorar la jornada en el campo. Asimismo, se está procediendo con la devolución de semillas de cultivares entregadas al inicio de la campaña agrícola, los mismos que permitirán incentivar y revalorar la agrobiodiversidad en las diferentes comunidades campesinas en sus dinámicas tradicionales de conservación.

Los agricultores en las regiones de intervención del Proyecto GEF Agrobiodiversidad han emprendido durante esta última campaña agrícola 2019-2020 la recuperación de cinco cultivares de quinuas amargas y de colores en Puno, ocho de maíz en Cusco, 12 de papa en Huancavelica y 25 de papa en Apurímac. Fueron las comunidades campesinas quienes identificaron los cultivares en situación de riesgo de desaparición.

La agrobiodiversidad brinda una gran fuente nutricional y conserva una valiosa diversidad genética para enfrentarnos a los diversos desafíos del cambio climático en nuestro país y en el mundo. Por ello, debemos continuar visibilizándola y poniéndola en valor, así como reconocer y retribuir a las familias de agricultores, mujeres y hombres, que nos han permitido mantenerla hasta el día de hoy.

El dato:

– El propósito principal de las ReSCA es la recuperación de cultivos en riesgo y lograr el incremento de la agrobiodiversidad actual en las comunidades campesinas, para garantizar la seguridad alimentaria, enfrentar el cambio climático y generar posibilidades de ingresos económicos para los agricultores a partir de la conservación.

– Esta nueva etapa del proyecto GEF Agrobiodiversidad se inició el 2019 con 608 agricultores de 34 comunidades de Apurímac, Cusco, Huancavelica y Puno. Por este emprendimiento se programaron retribuciones por un total de aproximadamente 150 mil soles (Puno 50 mil soles, Apurímac 33 mil soles, Huancavelica 33 mil soles, y Cusco 33 mil soles), que están siendo entregados a los agricultores organizados.

– Actualmente, se ha iniciado a la nueva campaña 2020-2021 y se espera el incremento de áreas cultivadas, de familias conservacionistas y la propagación de las semillas recuperadas con el consecuente aumento en la producción y productividad, así como en las retribuciones que está comprometiendo el MINAM a través de su proyecto GEF-Agrobiodiversidad.


    Galería

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *