Lima, martes 7 de julio



Nacional


Rubén Vargas resaltó importancia de reactivación económica de cuencas cocaleras

En el marco por el Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el presidente ejecutivo de Devida resaltó apoyo de la cooperación internacional para impulsar desarrollo alternativo y control de la oferta de drogas Lima 26 junio 2020 - 2:00 pm, 0 comentarios
Rubén Vargas
Lima

En el marco del Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Rubén Vargas Céspedes, señaló que la emergencia sanitaria para el Covid 19 nos recuerda el alcance internacional del problema al cual nos enfrentamos.

«Incluso en estos contextos de emergencia sanitaria, la presión internacional por cocaína significa para el país miles de hectáreas de bosques deforestados, la contaminación de fuentes de agua, la invasión de los territorios de comunidades nativas y el financiamiento de redes criminales y organizaciones terroristas», indicó.

En esa línea, Vargas Céspedes indicó que el trabajo de Devida luego de la emergencia sanitaria, se enfocará en la reactivación económica de las cuencas cocaleras con actividades lícitas. «Nuestra prioridad y compromiso con las zonas castigadas por el narcotráfico es que el esfuerzo de los productores lícitos no sea ensombrecido por los daños que genera el tráfico ilícito de drogas y los cultivos ilícitos de hoja de coca», acotó.

Apoyo de la cooperación internacional

El presidente ejecutivo de Devida resaltó que el problema de las drogas en el país no se puede enfrentar con esfuerzos aislados. «Teniendo en cuenta que en el Perú la producción de cocaína responde a la demanda de los mercados internacionales, ya se ha establecido un plan de acción conjunto con la Unión Europea (UE) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) para responder a los próximos desafíos», indicó.

Al respecto, subrayó que esta alianza se construye bajo el principio de la responsabilidad común y compartida. «El objetivo es reactivar la economía en las cuencas cocaleras del país, asegurando la promoción del desarrollo en zonas altamente vulnerables al narcotráfico», manifestó.

Vargas Céspedes también subrayó que Devida viene trabajando con diferentes instituciones públicas en el Sistema de Información para Lucha contra las Drogas (Siscod), que incluye un nuevo modelo de monitoreo de cocaína para conocer el comportamiento del narcotráfico más allá de la cantidad de hectáreas cultivadas de hoja de coca. «El Siscod fue una herramienta postergada, pero ahora con el apoyo técnico de la UE y de UNODC es el centro de nuestra gestión», destacó.

Inversión en desarrollo alternativo

En el 2020, Devida tiene previsto invertir S/152, 258,976 (por ejecución directa y por transferencia financiera a gobiernos subnacionales) en proyectos y actividades de desarrollo alternativo, en beneficio de, a la fecha, 40451 familias agricultoras.

En lo que va del presente año, se viene realizando el fortalecimiento de 21,784 hectáreas de cultivos lícitos y la reforestación de 3,325 hectáreas de suelos degradados. Asimismo, se ha realizado el mantenimiento de 226 kilómetros de camino vecinal para mejor el acceso al mercado de sus productos. También se viene impulsando la piscicultura en 643 unidades acuícolas y brindando asistencia a 585 organizaciones.

En ese sentido, Vargas Céspedes sostuvo que Devida se ha adaptado a las exigencias y circunstancias planteadas por la pandemia, garantizando la continuidad de las actividades de ejecución directa y el apoyo a los gobiernos locales.

«Frente a la caída del negocio del narcotráfico en varias cuencas cocaleras del país, donde se registró un desplome en los precios de la hoja de coca y los derivados cocaínicos por la crisis sanitaria mundial, el desarrollo alternativo promovido por Devida se convirtió en el sostén económico y fuente de seguridad alimentaria para miles de familias», indicó.

Entre el 9 de mayo y 2 de junio, en plena emergencia sanitaria por el Covid-19, Devida transfirió casi 20 millones de soles a 17 municipalidades distritales del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) para reforzar la lucha articulada contra las drogas.

La intervención directa de Devida en el Vraem incluye a poblaciones vulnerables, entre las que figuran 87 comunidades nativas asháninkas con las que se han firmado actas de entendimiento. Estas representan el 45% del total de comunidades nativas que existen en el norte del Vraem.

Reactivación económica

Asimismo, piscicultores promovidos por Devida en dicho valle vendieron más de 83 toneladas de paco y trucha en ferias itinerantes y de forma directa, obteniendo ingresos por S/ 998,268. De igual forma, 11 asociaciones de productores lograron la venta de 149 toneladas de café y cacao para exportación, obteniendo ingresos por S/ 1, 156,427.

En el Alto Huallaga, 40 productores de 25 comunidades de Monzón, Las Palmas y Marías (Huánuco), asistidos por Devida en articulación comercial, concretaron venta de 32.4 toneladas de grano de café pergamino por S/ 226,000 con fines de exportación.

Asimismo, se vendieron 17.54 toneladas de granos de cacao por más de 130 mil soles, beneficiando a 367 familias de los distritos de Monzón Mariano Dámaso Beraún (Huánuco). Adicionalmente, agricultores de Castillo Grande (Huánuco) obtuvieron más de 246 mil soles a través de la venta de plátano a empresas de supermercado y mercados mayoristas., en beneficio de 85 familias agricultoras.

Finalmente, productores de 44 comunidades de Puerto Bermúdez (Pasco) -donde más de mil familias forman parte del desarrollo alternativo- lograron la venta de 85 toneladas de cacao por 595 mil soles para llegar a mercados de Europa y Estados Unidos, informó Devida a INFOREGIÓN.


    Galería

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *