Lima, martes 7 de julio



Desarrollo


Protegen más de 1500 variedades de cultivos nativos en dos zonas de agrobiodiversidad

Banco de germoplasma del INIA conserva 46 colecciones de plantas que corresponden a más de 200 especies vegetales de uso alimenticio y medicinal Lima 04 junio 2020 - 5:40 pm, 0 comentarios
Lima

El Perú protege una gran agrobiodiversidad de más de 1500 variedades nativas de diferentes cultivos en dos zonas de Agrobiodiversidad que han sido reconocidas por el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) para conservar in situ su gran riqueza y garantizar la alimentación y seguridad alimentaria de nuestros pueblos, informó el sector a propósito de celebrarse el Día Mundial del Medio Ambiente.

Se trata de los Andenes de Cuyocuyo, en la región Puno, primera Zona de Agrobiodiversidad reconocida, con una extensión de 6.5 kilómetros de andenería inca que mantienen majestuosamente su funcionalidad y, haciendo uso de prácticas tradicionales, se cultiva una importante diversidad de plantas nativas, en las que destacan las raíces y tuberosas andinas.

En esta extensión se ubican siete comunidades campesinas conservacionistas que preservan sus cultivares con técnicas y conocimientos ancestrales, manejo que ha permitido mantener y perdurar a través del tiempo, una gran variedad de semillas de papa, oca, olluco, maíz y habas, que en la actualidad constituyen una gran reserva genética de nuestra agrobiodiversidad.

Otra Zona de Agrobiodiversidad reconocida por el Minagri, a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), es el Parque de la Papa ubicada en el distrito cusqueño de Pisac, el cual posee un área de 7238 hectáreas agrupando a cuatro comunidades campesinas.

Esta zona concentra más de 1300 variedades nativas de papa conservadas en campo y en un banco de germoplasma comunal. Se práctica además el turismo vivencial el cual permite preservar una cultura ancestral vigente, evidenciada en la estructura comunal conocida como “ayllu» (comunidad).

Banco de Germoplasma

Mediante trabajos de investigación, el INIA-Minagri conserva y valora el germoplasma de más de 46 colecciones de cultivos de gran importancia para la alimentación y agricultura, como papa, quínua, kiwicha, olluco, yacón, mashua, oca, maíz, legumbres, cacao, ajíes, entre otros.

De esta forma, el INIA-Minagri lidera investigación de cultivos necesarios para la alimentación en más de 200 especies de plantas vinculados a proyectos de investigación en cultivos nativos. El objetivo es mantener genes utilitarios importantes en la generación de nuevas variedades para la agricultura.

Con el banco de germoplasma, el INIA-Minagri garantiza la conservación de cultivos y la obtención de nuevas variedades de alta calidad, benéficas para la alimentación y que contribuyan al desarrollo agrícola del país, se informó a INFOREGIÓN.


    Galería

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *