Lima, sábado 3 de octubre



Desarrollo


Agentes tecnológicos: Conocimiento y acción para mejorar la producción de cacao en Huánuco

Contribuyen al incremento de la productividad y a la visión agroempresarial brindando servicios en los que transfieren nuevo conocimiento y tecnologías Huánuco 04 marzo 2020 - 1:00 pm, 0 comentarios
Luz Angélica Lizano
Huánuco

Desde el 2017 la Alianza Cacao Perú (ACP) forma agentes tecnológicos y tecnológicas mediante Escuelas de Excelencia con el fin de fortalecer sus conocimientos y capacidades en Nutrición Integral y Poda Oportuna (NIPO) y Manejo Integral de Plagas (MIP) con un enfoque de negocios. Hasta el momento se han graduado 78 agentes en la región Huánuco y Tocache. Éstos cuentan con parcelas modelo y, gracias a su formación, contribuyen al incremento de la productividad y a la visión agroempresarial brindando servicios en los que transfieren nuevo conocimiento y tecnologías a otros agricultores y agricultoras.

Un ejemplo es el de Luz Angélica Lizano, quien, gracias a su interés y dedicación, se graduó como Agente Tecnológica en el 2018 y vive en el distrito Santa Rosa de Alto Yanajanca, Provincia del Marañón, Huánuco. Antes de ser agente tecnológica de la ACP  producía 500 kg. de cacao por hectárea pero luego de la formación recibida su producción se triplicó. Actualmente cuenta con 3 hectáreas de cacao de las cuales vende 1500 kg. anualmente por cada una.

Luz pertenece a la Cooperativa Agroindustrial Santa Rosa de Alto Yanajanca. Ha sido regidora municipal de su distrito durante el 2018 y apoya en la Apafa de su comunidad. El ser agente tecnológica, además de mejorar su producción de cacao, le ayudó a tener una mejor llegada con los agricultores durante su gestión municipal, entender sus problemas; así como brindar asesoría técnica en temas vinculados a podas y abonamiento.

Actualmente, tiene 15 clientes a quienes asesora y brinda servicios de podas e injertos. También ha ganado comisiones por acercar a los agricultores a aliados estratégicos de la ACP como Husqvarna y Mallki para que puedan conocer y obtener herramientas tecnológicas e insumos de abonos, respectivamente, con el fin de mejorar su producción de cacao. Además, ha sido el nexo entre la Cooperativa de Tocache, Mi Banco  y productores y productoras para que éstos puedan acceder al crédito financiero e invertir en sus parcelas.

Para Lizano convertirse en agente tecnológica le permitió cambiar de mentalidad, pues asegura que antes pensaba que el cacao no necesitaba de mucho para producir. Sin embargo, la metodología participativa de las capacitaciones en las Escuelas de Excelencia le permitió comprender sobre NIPO y MIP con un enfoque de género y de negocios, poner en práctica lo aprendido y poder mejorar así su producción de cacao.

Ella resaltó que la iniciativa “me ha ayudado a perder el miedo a que yo pregunte, sacarme de dudas, que las mujeres también podemos empoderar nuestro conocimiento, que puedo hacer los trabajos que también realizan los hombres y es remunerado, recibo ingresos por brindar servicios. Lo que más me gusta es poder llegar al agricultor, escuchar las necesidades que tiene, que me pregunte sus inquietudes y ayudarlo”. Su calidad de vida ha mejorado desde que se graduó como agente tecnológica, así afirmó, “he mejorado como persona, he ganado conocimientos, he podido construir mi casita, comprar terrenos. A eso me ha ayudado bastante. También quiero una mejor educación para mi hija cuando termine su primaria y me permite pagarme diplomados en gestión empresarial y gestión municipal”.

La formación como agentes tecnológicos permite que los participantes diseñen sus propios planes de negocios, por ello en cinco años a Luz Angélica le gustaría contar con una empresa de venta de abonos y herramientas. También aspira a ser presidenta de la cooperativa, volver a tener un cargo en la municipalidad y seguir siendo una agente de cambio compartiendo su conocimiento y promoviendo el desarrollo de los agricultores. Para ella el interés y la constancia son cruciales para salir adelante, así indicó “cuando hay interés todo es posible”.

Este 5 de marzo la ACP, en coordinación con la Central de Café y Cacao, empezará un nuevo ciclo de formación de Escuelas de Agentes Tecnológicos y Tecnológicas, así como escuelas de líderes y lideresas, en las que se formarán durante 6 meses a otros 50 agentes de cambio quienes fortalecerán sus capacidades en habilidades blandas, género, NIPO, MIP, innovaciones tecnológicas, créditos agrícolas, agronegocios y educación financiera.

La Alianza Cacao Perú es una iniciativa público-privada apoyada por Usaid que busca hacer más competitiva la cadena de valor del cacao peruano, beneficiando a miles de familias productoras de las regiones de San Martín, Huánuco, Ucayali y Pasco, se informó a INFOREGIÓN.


    Galería

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *