Lima, lunes 13 de julio



Nacional


Calvicie y cabello rapado, factores de riesgo para cáncer de piel

Es preciso cuidar cuero cabelludo de personas calvas para evitar posibles lesiones cancerígenas Lima 19 enero 2020 - 4:00 pm, 0 comentarios
Personas calvas deben tener especial cuidado con la exposición solar sobre todo en verano
Lima

Las personas que sufren de calvicie o que suelen llevar el cabello rapado tienen alto riesgo para desarrollar cáncer de piel ante la falta de protección del pelo en esta zona, principalmente en los lugares con elevadas temperaturas en el país.

Según el Dr. Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer y cirujano oncólogo de la Clínica Ricardo Palma, el carcinoma y la queratosis actínica (lesión premaligna) son las enfermedades cutáneas más frecuentes, debido a los años de exposición solar sin protección en esta área.

El especialista señaló que, debido al incremento de la radiación solar, se calcula que 1 de cada 5000 peruanos desarrollará algún tipo de cáncer de piel y esta cifra va en aumento. Es importante, conocer que la piel tiene memoria y acumula los años de exposición al Sol, lo que causa que las personas desarrollen cáncer de piel cuando tienen los 40 o 50 años.

El cáncer de piel crece lentamente y en algunos casos puede dañar a otros órganos, sobretodo el del tipo llamado “Melanoma”. Se manifiesta principalmente en las zonas de la piel más expuestas al sol, como el cuero cabelludo, el rostro, los labios, las orejas, el cuello, el pecho, los brazos y las manos, y, en el caso de las mujeres, las piernas por el uso de minifaldas.

La enfermedad puede presentarse como un nódulo rojo o una lesión plana con una superficie escamosa y con costras que no cicatriza. “Este mal puede afectar a personas de todos los tonos de piel, incluidas aquellas con tez más oscura”, agregó el especialista.

Para León es importante que las personas sin cabellera utilicen protector solar o bloqueador con FPS (Factor de protección solar) mínimo de 50, además del uso de sombreros de ala ancha o gorros con viseras que evitarán quemaduras y posibles lesiones más graves. Además, protegerse las orejas porque es un lugar que casi siempre se olvidan y suelen exponerlo al sol sin protección alguna.


    Galería

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *