Lima, Martes 7 de enero



Mundo


México: Primer año del gobierno de López Obrador con tasa más alta de masacres

Se registraron 99.44 crímenes cada 24 horas México 07 enero 2020 - 5:40 pm, 0 comentarios
Algunos locales donde cundió la violencia que terminó cegando vidas
México

El último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de México confirmó que el primer año de gobierno de López Obrador es el más violento del que se tenga registro.

En este año se registraron 99.44 crímenes cada 24 horas. Al darse a conocer las cifras correspondientes al mes de noviembre pasado, los datos indican que entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de noviembre del 2019 se registraron 34 579 víctimas de homicidio doloso y 978 feminicidios, lo que en conjunto da una cifra de 35 566.

La cifra es superior a la registrada durante al 2018, considerado el año más violento en la historia de México desde el año 1997 cuando el gobierno federal comenzó a reportar los crímenes registrados en las 32 entidades federativas del país. Según los datos del SESNSP en 2018 se documentaron 33 743 asesinatos con arma de fuego, a través de contusiones, descuartizados, quemados, ahogados o asesinados de muerte violenta. Además, se tiene el registro de 912 feminicidios.

A continuación, se enumera las masacres que sucedieron en 2019:

ACATEPEC

El 3 de febrero, ocho personas indígenas -siete hombres y una mujer-, del municipio de Acatepec, Guerrero, fueron asesinadas y dos más resultaron heridas tras ser atacadas por sujetos armados, en el camino que une a las comunidades de Plan de Ayala y Barranca Piña.

El motivo habría sido una disputa local por el control de un manantial en una zona de cultivo de amapola.

MINATITLÁN

El 19 de abril, un grupo armado entró a un salón de fiestas llamado «El Potro», donde se realizaba una fiesta de cumpleaños. El ataque dejó como resultado 14 personas muertas, entre ellas, Santiago, un bebé que dos días antes había cumplido un año de edad. Dos balas impactaron el cuerpo del pequeño, una fue un «tiro de gracia».

De acuerdo con las investigaciones hechas, los seis sujetos que dispararon contra los asistentes entraron a la palapa buscando a «La Becky», de nombre Julio César González Reyna, quien murió durante la agresión.

El móvil habría sido un ajuste de cuentas por el cambio de distribución de droga en bares de Minatitlán, establecimientos que administraba «La Becky.

URUAPAN

El 8 de agosto, en esta localidad de Michoacán, fueron encontrados 19 cadáveres en distintos puntos del Bulevar Industrial.

Nueve -dos mujeres y siete hombres- se localizaron alrededor de las 5:30 de la mañana. Posteriormente se encontraron los restos de seis hombres y una mujer más. Tres más fueron hallados cuando las autoridades realizaban los trabajos de investigación.

Según las autoridades locales, los conflictos entre bandas delictivas generan este tipo de hechos violentos.

COATZACOALCOS

El 27 de agosto, el bar «Caballo Blanco» fue incendiado por cuatro presuntos sicarios luego de abrir fuego contra quienes se encontraban en el lugar. Hecho que dejó 31 personas muertas, entre bailarinas, trabajadores y clientes -destacó la muerte de dos marinos de Filipinas-.

El motivo del ataque fue un supuesto «cobro de piso» al dueño del bar ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz. Quien roció la gasolina habría sido un joven de 15 años.

La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), atrajo las investigaciones un día después de los hechos.

La intervención de la dependencia federal inició en medio de la última disputa que protagonizaron el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el exfiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, antes de ser separado del cargo.

La disputa entre cárteles de la droga que se pelean la plaza y el cobro de derecho de piso, son las dos líneas principales de investigación, en medio de las indagatorias que hasta ahora avanzan en un completo hermetismo.

Ulises Contreras Sánchez, «Lichito», quien era el barman del centro nocturno, murió el 7 de septiembre después de una larga agonía en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz.

AGUILILLA

El 14 de octubre, elementos de la policía estatal en Aguililla, Michoacán, fueron emboscados por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), al haberse confundido y querer resguardar a Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, »El Mencho», líder de dicha organización criminal.

El ataque dejó 13 policías muertos.

Las autoridades michoacanas informaron que esa mañana se desplegó un convoy de 42 policías estatales a bordo de cinco camionetas para resguardar el traslado de un padre y su hija, quien fue víctima de abuso sexual.

Las personas serían trasladadas de Aguililla a Apatzingan, donde habría una diligencia, cuando fueron emboscados por un grupo de 30 personas que viajaban a bordo de cinco unidades blindadas desde donde comenzaron a disparar con armas de grueso calibre a los oficiales.

LEBARÓN

El 4 de noviembre fueron acribillados tres mujeres y seis niños, en Bavispe, Sonora, en la sierra que hace frontera con Chihuahua, pertenecían a una familia golpeada por el crimen durante la última década: los LeBarón.

Con la investigación en curso quedan las incógnitas en el aire, aunque ya los familiares se reunieron con el presidente López Obrador en Palacio Nacional para saber los avances de las indagatorias.

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dio como uno de los pocos avances que el grupo criminal La Línea está detrás de la masacre que enlutó a esta familia mexico-americana. Esta última ascendencia llevó a un nuevo conflicto bilateral con la Unión Americana, pues miembros de los LeBarón pidieron al presidente de EU, Donald Trump, que declarara a los cárteles mexicanos como terroristas. El magnate les tomó la palabra y amagó con tomar esa determinación.

En un principio se manejó la presunción de que se había tratado de una confusión y por ello el ataque; sin embargo, los familiares han señalado que les parece un ataque directo ya que los niños que sobrevivieron les contaron que los criminales se percataron de que las víctimas estaban indefensas e incluso alzaron las manos.

VILLA UNIÓN

El 30 de noviembre, se registró un enfrentamiento en Villa Unión, Coahuila, que dejó al menos 23 personas muertas. La Tropa del Infierno, brazo armado del Cártel del Noreste, irrumpió en la localidad para intentar tomar control.

A este poblado ingresaron 150 integrantes del Cártel del Noreste y tras los hechos violentos las calles quedaron vacías.

Solo algunos comercios se arriesgan a abrir sus puertas, mientras un grupo de trabajadores realiza reparaciones al edificio de la presidencia municipal por los enormes orificios ocasionados por las balas.

Los habitantes de esta ciudad, poco más de seis mil personas, continúan sus días con miedo.

La policía municipal dejó de existir. Los únicos ocho agentes permanecen bajo resguardo. Militares realizan recorridos de vigilancia, no obstante, el temor permanece entre los policías estatales que contuvieron la irrupción que duró más de 50 minutos hasta que llegó el Mando Único de Allende.

Algunos habitantes afirman que el miedo se ha apoderado de Villa Unión, una localidad ubicada a 65 kilómetros de la frontera con Texas, tras el ataque que causó la muerte de al menos 23 personas.

El día del ataque, el grupo armado se dirigió hacia la Presidencia Municipal, la rodeo al igual que la comandancia de policía que se encuentra a espaldas de la misma, sacaron un megáfono y empezaron a dirigirse hacia el personal que se encontraba al interior del inmueble.

Después siguieron entre 20 y 30 minutos de ráfagas constantes de tiros contra la presidencia municipal de Villa Unión. Al interior del edificio no se encontraba la alcaldesa, pero sí elementos de Protección Civil y de la Policía Municipal.

OTROS MULTIHOMICIDIOS

De acuerdo con el conteo realizado por LA SILLA ROTA la mayoría de las ejecuciones se han registrado cuando las víctimas se encontraban en su hogar o incluso en la vía pública. Un ejemplo de ello se registró el 6 de abril en el municipio de Apaseo El Alto, Guanajuato, cuando un comando ingresó al municipio y disparó a las personas que se encontraban en un inmueble, dejando un saldo de ocho muertos, entre ellos dos menores

La madrugada del 9 de marzo, 15 personas que se encontraban en el interior del bar «La Playa Men´s Club», en Salamanca, Guanajuato, fueron asesinadas por sujetos con los rostros cubiertos.

El 6 de enero hombres armados ingresaron al bar Las Virginias, en Playa del Carmen, municipio de Solidaridad, Quintana Roo y mataron a siete personas.

El 3 de diciembre de 2018 ocho policías de Fuerza Única Regional (FRG) Jalisco, fueron emboscados por un comando en el municipio La Huerta. Un día después, en Esperanza Puebla, siete civiles fueron ejecutados.

El 27 de diciembre seis personas fueron acribilladas por sicarios que ingresaron a la fuerza a su domicilio, ubicado en la Colonia Francisco Villa, en el municipio de Salamanca, Guanajuato.

El 8 de enero en Santa Cecilia, alcaldía Tláhuac, cuatro ex policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina fueron asesinados por sicarios.

El 23 de enero en Valle de Santiago, Guanajuato, un comando asesinó a seis personas, entre ellas dos niños, dos adolescentes y un joven.


    Galería

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *